Sobre mí

sdfMe llamo José Luis (como mi padre) y llevo merodeando por este mundo tres decenios. El paso del tiempo y algunos factores genéticos causarán cierto ensanchamiento de mi frente, así que por vanidad no actualizaré mi retrato hasta comprarme un buen sombrero.

Mi vocación principal es la literatura, aunque confieso una curiosidad infinita hacia otras disciplinas, tanto artísticas como científicas.

Siento una necesidad vital, casi metafísica, de escribir. Cualquiera podría decir que acabo de mentir como un muñeco de madera, reflejo de este quimérico laberinto, pero creo que tengo una explicación convincente: mis intereses varían y fluctúan a lo largo del tiempo (a veces en periodos muy cortos). Dichas necesidades cognitivas oscilan violentamente y me hacen escribir profusamente, pero dejándolo todo a medias. He escrito extensos textos de ficción, historia, historia literaria, poesía e incluso astronomía, pero sin colocar la guinda que corone la tarta. Sueño con concluir todas esas obras, pero la procrastinación es mi enemiga número uno.

También he escrito y colaborado con fruición en Wikipedia en español (llegué a ser administrador), así como en otros proyectos de la Fundación Wikimedia. Creo firmemente en la capacidad de esta “enciclopedia viviente” y en su desarrollo. Me hubiese gustado conocer la reacción de Asimov al saber que algo tan grandioso se había podido hacer realidad sin tener que mudarse hasta al borde de la galaxia.

(Mal) toco el piano siempre que lo necesito. Esto puede traducirse en lapsos de tiempo de inoperancia interpretativa pero, casi como con la escritura, la práctica de la música me produce un efecto balsámico que consigue deslizarme del fango de lo mundano. Toqué en varias bandas, pero ninguna me produjo tanto calado como Synchronical. Con ellos llegué a la música de un modo más abierto, actuando en decenas de conciertos por Madrid y otros lugares de España, como Barcelona o Badajoz. Incluso tocamos en una prisión.

Este Laberinto es otro de mis tantos rincones. Es pequeño y muy especial, porque es mi ventanita hacia gente anónima, pero que converge una parte de ellos conmigo. Estoy encantado de poder compartir con vosotros todas las palabras que custodia este discreto bastión.

Un abrazo,

José Luis Blanco Navarro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: